Sergio Serrón

  • TRAYECTORIA

¿Cuál es su formación? ¿Estudió en Uruguay y/o en el exterior?

Mis estudios en Uruguay no fueron regulares, aunque no es muy académico decirlo, era un hobby, tenía un buen empleo (en aquella época, trabajaba en Casinos) y además militaba lo que significó que estuviera preso y debiera salir exiliado al exterior, en 1975. Cursé materias en el IPA y en Humanidades, avancé bastante pero no llegué a graduarme (en el IPA cursé segundo año, en Humanidades me faltó aprobar un curso de latín). Por intermediación del Dr. Rona, sin tener culminados mis estudios, fui admitido en el Instituto Caro y Cuervo de Bogotá, donde cursé la Especialización en Lingüística de 1 año y profundicé mis estudios en dialectología hispanoamericana. Por intermedio del mismo Dr. Rona me contrataron por 10 meses en una institución de formación docente en Caracas (el Instituto Pedagógico) para un proyecto dialectológico en proceso.

A mi regreso, al poco tiempo sufrí heridas en una ocupación de la Universidad y luego fui detenido y procesado. Al salir, fui apoyado por la misma institución en Venezuela (y especialmente por su cuerpo docente) para poder tramitar mi salida del Uruguay… y aquí me quedé.

¿Realizó otros estudios?

En Venezuela, mientras trabajaba cursé para graduarme de Profesor de Castellano y Literatura, después hice la Maestría en Lingüística.

¿Qué edad tenía cuando se fue?

33 en Venezuela, antes había estado en Colombia 1 año y, como dije, en Venezuela 10 meses.

¿Cuántos años hace que está en el exterior?

40 años en diciembre.

¿En qué países/ciudades ha estudiado y trabajado?

Estudios: En Uruguay, Colombia y Venezuela.

Trabajo: En Uruguay y Venezuela en forma permanente. Además en USA, y en Jamaica, Trinidad, Barbados, Guyana, Suriname (en estos últimos países en el marco de un programa educativo solidario del gobierno venezolano que ya tiene 50 años).

  • ÁREAS (de trabajo/especialización/interés)

¿En qué áreas de la lingüística ha trabajado? ¿En qué se ha especializado?

En principio en dialectología, luego en sociolingüística y desde los 80 en enseñanza de la lengua materna y enseñanza del español como lengua segunda y extranjera (ELSE).  Por mi trabajo he estado muy vinculado a la gerencia de la investigación ya que he ocupado la dirección de lo que hoy es el Instituto Venezolano de Investigaciones Lingüísticas y Literarias Andrés Bello, la Dirección de Investigación de la Universidad Pedagógica (de la que estoy jubilado desde el 2004, aunque sigo activo en actividades vinculadas al campo editorial) y la Coordinación de la Sede Venezuela de la Cátedra UNESCO para la lectura y escritura. Por esta razón, he adelantado algunos trabajos en el campo de la metodología de la investigación y de la gerencia. ¿Sobre qué temática investiga o está investigando en este momento?

Mi tesis fue sobre la planificación lingüística internacional en lo referente a la enseñanza, promoción y difusión de nuestra lengua. Debido a que ocupo la presidencia de la Asociación venezolana para la enseñanza del español como lengua extranjera y soy vocal de la Federación Internacional de Asociaciones de Profesores de Español, llevo años trabajando en políticas de integración en el campo ELSE, desde el punto de vista regional y asociativo, actualmente con un énfasis especial en la situación de los niños y adolescentes venezolanos que han emigrado a países de otras lenguas. Hasta 2004 di clases en el campo de lingüística aplicada a la enseñanza de la lengua materna, en pregrado, hasta el 2009 trabajé algunos seminarios de postgrado, después no di más clase. Tengo publicaciones en varios campos (la primera en 1969 se titulaba Apuntes sobre el seseo) pero hace años están en el campo de políticas lingüísticas o algún aspecto de la enseñanza de la lengua, materna o ELSE.

¿Qué lingüista ha influido más en tu perfil académico y por qué? 

En principio, el Dr. José Pedro Rona fue el punto de partida de mi interés por la dialectología y el Dr. Luis Quiroga Torrealba (Maestro venezolano de varias generaciones) influyó en mi interés por la enseñanza de la lengua. En el marco de mi orientación actual, Cassany y Elvira Arnaux me han dado aportes. En mi trabajo en Venezuela debo destacar dos colegas lamentablemente prematuramente desaparecidos: el chileno radicado en Venezuela Dr. Hugo Obregón con quien hicimos algunos trabajos pero fundamentalmente fue mi orientador en temas metodológicos, el otro, el venezolano Dr. Iraset Páez Urdaneta cuyos trabajos en enfoques comunicativos para la enseñanza de la lengua materna fueron referencia para muchos investigadores y una base de mis investigaciones en ese campo y en enseñanza de español lengua segunda y extranjera. Pero son muchos los que desde diferentes ángulos han contribuido a mi formación e intereses.

  • PREGUNTAS PERSONALES

¿Cómo está conformada su familia?

Tengo hermanas y sobrinos en Uruguay y España. Mi familia inmediata la conforman, mi esposa, uruguaya, dos hijos y cinco nietos. Mis hijos, al igual que mi esposa y yo, estamos nacionalizados venezolanos hace muchos años, yerno y nuera son venezolanos. Tres de mis nietos (mellizos de 8 y otro de 3) son nacidos en USA y han vivido en varios países (Guatemala, USA y Singapur), actualmente viven en USA, desde julio pasado. Los otros dos (16 y 9), son nacidos en Venezuela y próximamente se irán a vivir en Guatemala por el trabajo de sus padres. Todos, además, han sido inscritos como uruguayos. Somos una familia muy unida y viajamos con frecuencia para reunirnos, la última reunión familiar fue en diciembre en Singapur, la próxima, sin fecha todavía, será en Guatemala. Nosotros nos ocupamos de ser abuelos activos.

¿Cuál es su vínculo actual con Uruguay? ¿Viene con frecuencia?

Mi generación uruguaya ha ido desapareciendo, me quedan hermanas, cuñado y sobrinos, no amigos, ya que todos han muerto. Durante años he viajado anualmente, ahora voy cada dos años, más o menos. Tengo un activo contacto con familiares y algunos colegas a través de Facebook. Desde el punto de vista académico, como señalé mi formación en el país fue más un hobby que una proyección hacia el futuro, por esa razón, mi relación con el ámbito académico uruguayo no fue muy profunda, he tenido contacto con colegas de aquellas épocas. Hace pocos años me he vinculado con colegas del área ELSE con los que mantengo cordial y fluido contacto.

Como uruguayo que vive en el extranjero, ¿qué extraña del Uruguay?

1. El clima, ya que he vivido en países de una sola estación, calurosos, y a mí me gusta más el tiempo frío, 2. No soy muy fanático de la comida, diría que extraño la torta pascualina, 3. La Rambla (viví en el Puerto del Buceo), 4. No pongo familia ya que hemos estado siempre en contacto, en los primeros años, cuando por razones políticas no pude viajar, mis padres, suegros y otros familiares vinieron a visitarnos, luego hasta el 2002, fui todos los años, incluso hasta por dos meses, en esta época, no estamos en contacto directo solo cada 2 o 3 años, pero si por medios electrónicos (Facebook, Skype), 5. Como la situación venezolana es tan complicada y caótica y con una enorme inseguridad que impide que uno salga de noche (vamos al cine a las 2 de la tarde), extraño el Uruguay de mi juventud ya que vivía en la noche.

¿Qué cosas le llaman la atención o encuentra diferentes del lugar en el que vive?

La luz, Venezuela es un país con una luz natural increíble (aunque anochece temprano, también el día empieza muy temprano, a las 6 am), la fauna y la flora, la espontaneidad y la solidaridad de la gente, las bellezas naturales (playas, montañas, llanura), la comida (muy tropical)…

¿Qué otros intereses tiene o qué otras actividades realiza al margen de su actividad académica?

He tenido la suerte de que me han pagado por hacer lo que me gusta, entonces, el trabajo me resulta vital y satisfactorio, sigo vinculado a la universidad en forma honoraria en lo que me solicitan, salvo dar clase, especialmente en cuestiones que tienen que ver con la democratización de informaciones, apoyo al trabajo académico en ediciones y eventos y otras cosas. Me han reconocido este trabajo varias veces, con un Doctorado Honoris Causa y otros, y aunque ya no soy vanidoso, que lo reconozcan, sirve. Escribo, paso tiempo en las redes sociales, sobre todo en temas políticos y sociales y leo mucho. Desde adolescente me apasionó viajar, y entre el exilio primero y luego por razones de trabajo o familiares he tenido oportunidad de conocer muchos países. Pero, fundamentalmente, abueleo bastante.